Los ministros de Defensa de Bolivia y Brasil, Reymi Ferreira y Raul Jungmann, respectivamente, se reunieron en el fronterizo Fuerte Príncipe de Beira, estado de Rondonia, para continuar con las reuniones de coordinación para impulsar operativos combinados en la lucha contra el crimen organizado transfronterizo.

Los ministros de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, y de Bolivia, Reymi Ferreira, ayer en Rondonia. | Ministerio de Defensa

Los ministros de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, y de Bolivia, Reymi Ferreira, ayer en Rondonia. | Ministerio de Defensa

“Queremos agradecer la invitación del Ministro de Brasil a este encuentro que continua una serie de en encuentros para una efectiva luchar contra el crimen transnacional, trasfronterizo. Hemos llegado a algunos puntos de acuerdo que ya es tradicional en la defensa bilateral”, dijo Ferreira.

En esta línea, acordaron que entre agosto y septiembre del año en curso ambos ministros se reunirán en La Paz para concretar aspectos específicos de cooperación en la lucha contra el crimen.

Por su parte, Jungmann señaló que “Bolivia es un país aliado, un país hermano y tenemos los mismos problemas que son los crímenes transnacionales, como el tráfico de armas, de drogas y contrabando”.

En este sentido, el brasileño dijo que en el encuentro se analizarán operaciones conjuntas y convenios en diversas áreas de seguridad interfronteriza, Policía, Fuerzas Armadas e inteligencia.

“Vamos a estar reunidos en La Paz para trabajar en conjunto y combatir estos crímenes que son problemas que afectan a las dos poblaciones y que hay que combatir y derrotar en conjunto”, dijo.

Bolivia y Brasil comparten una extensa frontera que abarca más de 3.400 kilómetros, con poblaciones que constantemente están asediadas por bandas criminales de ambos países. El último caso de relevancia fue un asalto a una remesa de Brinks, en marzo

Los ministros de Defensa de Bolivia y Brasil, Reymi Ferreira y Raul Jungmann, respectivamente, se reunieron ayer en el fronterizo Fuerte Príncipe de Beira, estado de Rondonia, para continuar con las reuniones de coordinación para impulsar operativos combinados en la lucha contra el crimen organizado transfronterizo.

“Queremos agradecer la invitación del Ministro de Brasil a este encuentro que continua una serie de en encuentros para una efectiva luchar contra el crimen transnacional, trasfronterizo. Hemos llegado a algunos puntos de acuerdo que ya es tradicional en la defensa bilateral”, dijo Ferreira.

En esta línea, acordaron que entre agosto y septiembre del año en curso ambos ministros se reunirán en La Paz para concretar aspectos específicos de cooperación en la lucha contra el crimen.

Por su parte, Jungmann señaló que “Bolivia es un país aliado, un país hermano y tenemos los mismos problemas que son los crímenes transnacionales, como el tráfico de armas, de drogas y contrabando”.

En este sentido, el brasileño dijo que en el encuentro se analizarán operaciones conjuntas y convenios en diversas áreas de seguridad interfronteriza, Policía, Fuerzas Armadas e inteligencia. “Vamos a estar reunidos en La Paz para trabajar en conjunto y combatir estos crímenes que son problemas que afectan a las dos poblaciones y que hay que combatir y derrotar en conjunto”, dijo.

Bolivia y Brasil comparten una extensa frontera que abarca más de 3.400 kilómetros, con poblaciones que constantemente están asediadas por bandas criminales de ambos países. El último caso de relevancia fue un asalto a una remesa de Brinks, en marzo.

Fuente: Los Tiempos